Monday, May 28, 2007

Crece la población de gorilas de las montañas


Últimas estadísticas situan a la población de Gorilas
de Uganda lejos de la inminente amenaza de su
desaparición.

Armando López R.
Los gorilas de las montañas de Uganda son una de las especies más amenazadas del planeta, pero los últimos datos extraídos de los censos permiten atisbar un pequeño resquicio de esperanza. No sólo no desciende el número de ejemplares, sino que incluso aumenta ligeramente. De modo muy lento, pero ininterrumpidamente.

A principios de este año, la caza furtiva de dos gorilas de espalda plateada solitarios en el Congo levantó una gran preocupación por la supervivencia de la pequeña población de gorilas de montaña del Parque Nacional Virunga. Estos individuos formaban parte de grupos habituados a la presencia humana con fines turísticos. La investigación realizada por WWF/Adena ha señalado que quedan 340 gorilas en el interior del Parque Nacional Impenetrable de Bwindi, en el suroeste de Uganda, lo que representa un crecimiento poblacional del 10% en la década pasada.
Aunque esto supone un aumento medio anual de sólo un 1% indica, no obstante, una población sana y bien protegida.

Este parque nacional alberga casi la mitad de los gorilas de montaña que quedan en libertad en todo el mundo. Marc Languy, del programa regional de África oriental de WWF/Adena, destacó que éstas son "buenas noticias para el gorila de montaña, pero con una población silvestre total de sólo 720 individuos, se precisan aún muchos esfuerzos para garantizar que estos extraordinarios animales no se extingan».

WWF/Adena recordó que, en un pasado reciente, las porciones oriental y norteña del Parque Nacional Impenetrable de Bwindi sufrieron interferencias humanas graves, como caza, destrucción de hábitats y disturbios civiles. A principios de este año, la caza furtiva de dos gorilas de espalda plateada solitarios en la República democrática del Congo –con evidencias inequívocas de que uno de ellos había sido sacrificado para carne- suscitó una gran preocupación por la supervivencia de la pequeña población de gorilas de montaña del Parque Nacional Virunga.

Estos individuos formaban parte de grupos habituados a la presencia humana con fines turísticos, algo que, según Adena, les convierte en presas fáciles, al no temer la proximidad del hombre. Por ello, otros gorilas podrían estar en peligro.

una tendencia similar encontrada en 2003 en el macizo de los Virunga". Según la organización, esto demuestra que los esfuerzos coordinados de conservación entre las autoridades de conservación ugandesas, las autoridades de parques de Rwanda, de la República Democrática del Congo y las organizaciones de conservación "están logrando resultados tangibles, a pesar de la permanente falta de seguridad de la región».

Los gorilas de montaña constituyen el principal atractivo turístico de Congo, Rwanda y Uganda, ingresando anualmente unos cinco millones de euros. De los 30 grupos de gorilas habitantes de Bwindi, cinco (un total de 76 individuos) están habituados a los humanos. La Autoridad de Conservación de Uganda planea habituar dos grupos más en el contexto de un esfuerzo para estimular el turismo.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home